Míchel Salgado cree que "el fútbol está yendo por unos caminos demasiado drásticos"

FÚTBOL MÍCHEL SALGADO

El defensa Míchel Salgado, durante su despedida de la afición del Real Madrid. EFE/Archivo
El defensa Míchel Salgado, durante su despedida de la afición del Real Madrid. EFE/Archivo

— El exfutbolista internacional español Míchel Salgado cree que el negocio que hay en torno al fútbol lleva a someter a una excesiva presión a los futbolistas jóvenes, por lo que reivindica recuperar determinados valores del pasado.

"El fútbol se está yendo por unos caminos demasiado drásticos. No digo que nos anclemos en el pasado, pero sí rescatar cosas válidas de él y llegar a un término medio", afirma el lateral derecho en una entrevista que publica hoy la página web fifa.com.

Salgado, retirado el año pasado tras su paso por Celta de Vigo, Real Madrid y Blackburn Rovers, habla de las diferencias entre las jóvenes promesas de su época y las actuales, y asegura que "en los últimos años las cosas han cambiado mucho".

"Ahora te encuentras con chicos de 13 y 14 años con representante, algo que en mi época no se hubiera permitido, con chavales de 16 años que tienen botas personalizadas. Creo que sería bueno retomar un poco el pasado y saber de dónde venimos", dice.

"El negocio del fútbol está empujando demasiado y a edades intempestivas. Un niño tiene que fallar más, respetar a su entrenador y que éste tenga derecho a cambiarle, enseñarle. Para un entrenador, ahora mismo, es complicado tener a un chico de 19 años y querer enseñarle cosas, y no debería ser así. A esa edad aún se puede aprender mucho", afirma el 53 veces internacional.

Mirando al pasado, Salgado también reivindica el papel que tuvieron generaciones anteriores en los éxitos logrados en los últimos años por la selección nacional, con la consecución del Mundial de Sudáfrica 2010 y las Eurocopas de 2008 y 2012.

Su último gran torneo con la 'Roja' fue el Mundial de Alemania 2006, en el que España cayó en octavos de final ante Francia, y Salgado asegura no tener ninguna espina clavada por no haber participado en los éxitos recientes ni tampoco envidia sana.

"Envidia sana no, porque tuve la suerte de convivir con ellos justo cuando comenzaba este gran ciclo. Es típico de España ver la parte triunfal como lo bueno y lo del pasado como si no sirviera para nada, pero yo creo que es al revés", explica.

"Si el fútbol español está triunfando ahora es porque muchos en el pasado, no sólo en mi época, lucharon y fueron fieles a sus ideas. El hecho de no cambiar la mentalidad ni el estilo de juego es lo que ha dado como fruto lo que vivimos ahora", asegura.

Salgado afirma que la calidad de la selección actual "es espectacular", pero agrega que el también jugó en equipos que "hacían un fútbol maravilloso", a los que quizá falto la suerte.

"En los grandes momentos también se necesita un toque de suerte, y esta selección, gracias a Dios, sí lo ha tenido. Y lo digo con todo el cariño del mundo, porque no me siento partícipe, pero sí muy cercano a los que han ganado todos estos títulos. Estoy maravillado con lo que están haciendo. Vivimos un momento grandioso", señala.

Ganador de dos Ligas de Campeones y de cuatro Ligas con el Real Madrid, entre otros títulos, Salgado comienza ahora una nueva etapa profesional con el fútbol de protagonista, ya que se ha hecho cargo de una academia de fútbol en Dubai y quiere ser entrenador.