Multitudinario desfile de los Ravens ante sus seguidores en Baltimore

FÚTBOL AMERICANO NFL

Los jugadores de los Ravens de Baltimore son ovacionados durante su desfile triunfal en Baltimore (EEUU).EFE
Los jugadores de los Ravens de Baltimore son ovacionados durante su desfile triunfal en Baltimore (EEUU).EFE

— Los Ravens, campeones de la edición XLVII del Super Bowl, desfilaron hoy por las calles de Baltimore con el trofeo Vince Lombardi obtenido el domingo en el Superdome de Nueva Orleans al vencer por 3431 a los 49ers de San Francisco.

Miles de personas se concentraron en las afueras del ayuntamiento de Baltimore, cuya última fiesta multitudinaria ocurrió en el 2001 con el título del Super Bowl conquistado por los mismos Ravens.

La prensa local afirmó que muchos padres no llevaron a sus hijos a las escuelas y trabajadores suspendieron sus actividades para sumarse a la celebración.

El receptor abierto, Jacoby Jones, quien impuso la marca de Super Bowl con su regreso de balón de 108 yardas para anotación en el tercer cuarto del partido, apareció agitando las manos como un cuervo volando y la multitud comenzó a corear 'Seven Nation Army', de 'The white stripes'.

"¿Cómo están Ravens?", preguntó a la multitud el entrenador en jefe, John Harbaugh, hermano de Jim Harbaugh, de los 49ers, que también hicieron historia.

"Gracias por su apoyo somos campeones, ahora haremos algo, dirán nuestro nombre tres veces, ¿Quiénes somos?", gritó el entrenador, "¡Ravens, Ravens, Ravens!", respondió la afición.

El apoyador externo Terrell Suggs fue breve en su comentario: "Pudimos hacerlo, nación Raven".

Le siguió Lewis, quien al inicio de la postemporada anunció la retirada de la competición de la Liga Nacional de Fútbol Americano (NFL) después de 17 años con los Ravens y dos títulos de Super Bowl.

Lewis, el único en la historia de la NFL que ha ganado dos títulos de Super Bowl con un paréntesis de 12 años, afirmó: "Baltimore, les prometimos que íbamos a Nueva Orleans a una cosa, sólo a una cosa, este es nuestro momento, adoro a la ciudad de Baltimore, adoraré a la ciudad de Baltimore por siempre".

Al fondo se escuchaba la canción "We are the champions" de Queen y otro estelar de la defensa de los Ravens, el 'safety' Ed Reed apareció con el Trofeo Lombardi en sus manos y saludó a los aficionados del equipo en medio de una estruendosa ovación.

El pateador Justin Tucker indicó: "Los sueños se vuelven realidad. Todo esto es para la gente de Baltimore".

Al concluir el acto en el ayuntamiento algunos jugadores, junto con sus familias, entraron en los Humvees militares en los que cumplieron el desfile. Otros se subieron en camiones decorados en los que comenzaron a saludar a los asistentes.

El mariscal de campo Joe Flacco, nombrado el Jugador Más Valioso (MVP) del Super Bowl, se declaró feliz por su momento deportivo.

En el abarrotado estadio M&T Bank, donde finalizó el desfile, los jugadores fueron anunciados uno por uno y Ray Lewis deleitó con su baile y se ganó la ovación del público.

En el centro del terreno había un escenario, desde donde habló el propietario del equipo, Steve Bisciotti, quien se disculpó con la afición por tardar tanto en llevar otro título a la ciudad..

"Gracias por esperar tanto tiempo. No sé cuántas veces podamos traer campeonatos a esta ciudad antes de que nos saquemos la espina que tenemos clavada, lo cual espero que nunca suceda", enfatizó.

Lewis reiteró el "amor" que sentía por la ciudad y que la única manera de agradecerlo era con el trofeo Vince Lombardi en sus manos.

Redd dijo que el mejor equipo del mundo estaba en Baltimore.