Beyoncé pone de pie a los periodistas, canta el himno y los deja sin preguntas

FÚTBOL AMERICANO SUPER BOWL XLVII

La cantante estadounidense Beyonce el pasado jueves durante la rueda de prensa del espectáculo de medio tiempo de la edición 47 del Super Bowl, que se realizará el próximo domingo 3 de febrero en la ciudad de Nueva Orleans. EFE
La cantante estadounidense Beyonce el pasado jueves durante la rueda de prensa del espectáculo de medio tiempo de la edición 47 del Super Bowl, que se realizará el próximo domingo 3 de febrero en la ciudad de Nueva Orleans. EFE

— La cantante estadounidense Beyoncé, que participará como estrella principal en el espectáculo del medio tiempo del Super Bowl XLVII, utilizó la rueda de prensa previa a lo que será su actuación para poner de pie a los periodistas, cantar el himno nacional y dejarlos sin preguntas.

Primera vez en la historia del Super Bowl, que una rueda de prensa comienza con todos los periodistas callados, puestos de pie y escuchando el himno nacional de Estados Unidos, aunque una parte importante de los mismos fuesen extranjeros que se encuentran cubriendo en Nueva Orleans el evento más importante del año dentro del deporte profesional.

La justificación de tal estrategia de las relaciones públicas de la famosa cantante fue no convertir la rueda de prensa en el escenario de todo tipo de preguntas sobre la polémica que generó el 'playback' que hizo en la pasada toma de posesión del presidente estadounidense, el demócrata Barack Obama.

La cantante, que se presentó ante los periodistas con un vestido blanco, corto, ceñido al cuerpo y abierto completamente por la espalda, se encontró con una audiencia entregada a la estrategia de su equipo de relaciones públicas y hasta la aplaudieron de forma entusiasta al concluir la interpretación "gratuita" en vivo del himno nacional.

Después de concluir su interpretación habló por primera vez sobre lo sucedido con el 'playback' durante la ceremonia de toma de posesión del presidente Obama.

"Soy una perfeccionista y practico hasta que mis pies sangran. No tuve el tiempo para ensayar con la orquesta, era un show en vivo para la televisión, debido al clima, debido al retraso, a que no hubo una apropiada prueba de sonido... no me sentía cómoda cantando en vivo", detalló Beyoncé, que aseguró que en el espectáculo del Super Bowl cantará todo en vivo.

Ahí se acabó la polémica sobre su 'playback' y nadie tuvo opción de hacer preguntas sobre la misma, mientras que Beyoncé si expresó lo importante que era para ella estar en el Super Bowl como artista principal invitada.

"Es para mí algo muy especial, un sueño hecho realidad el poder cantar en el Super Bowl, algo que he esperado durante los últimos 16 años", destacó Beyoncé, que no quiso dar ningún pronóstico sobre el ganador del duelo deportivo que van a protagonizar los 49ers de San Francisco y los Ravens de Baltimore.

Beyoncé también adelantó que los voluntarios tardarán poco más de siete minutos para montar el escenario, pero rechazó dar mayores detalles sobre su espectáculo, que el año pasado correspondió a otra cantante estelar como Madonna, que actuó en el medio tiempo del Super Bowl XLVI, disputado en el Lucas Oil Stadium, de Indianápolis.

La famosa cantante tejana, nacida en Houston, no quiso confirmar si actuará acompañada de su exgrupo Destiny Child, que fue con el que se abrió las puertas del éxito, pero reiteró que estaba segura que el espectáculo sería del agrado de todos.

"Haremos un gran espectáculo y mi deseo es el de conseguir que todo salga maravillosamente bien", agregó Beyoncé.