"Israel y México tienen el mismo problema" con la violencia, dice Etgar Keret

MÉXICO FIL

En la imagen, el israelí Etgar Keret en la entrevista concedida a Efe. EFE/Archivo
En la imagen, el israelí Etgar Keret en la entrevista concedida a Efe. EFE/Archivo

— El escritor israelí Etgar Keret declaró hoy a Efe que su país y México tienen un problema parecido ante la violencia, pues en uno parece que solo hay narcotraficantes y en el otro problemas con los palestinos.

"Si le preguntas a alguien sobre México te hablará de narcotraficantes como si en este país no hubiera nada más que tráfico de drogas, como si no hubiera cultura, imaginación (...) ninguna tradición", dijo a Efe Keret (Tel Aviv, 1967).

"Yo a eso le llamo la 'perspectiva CNN', que uno aprende algo de un país solo cuando alguien muere. Si hay un ataque con bomba, si disparan a alguien, eso entra en las noticias. De ese modo no sabes cómo vive alguien, solo cómo mueren", señaló.

Considerado uno de los narradores más importantes en hebreo, el autor ha estado esta semana en México participando en la XXVII edición de la Feria Internacional del Libro de Guadalajara (FIL).

En la entrevista, el autor defiende que, con todo y sus dificultades, Israel "es verdaderamente un lugar fascinante para crear".

"Me gusta decir en las entrevistas que es cuestionable si es un buen lugar para vivir, pero definitivamente lo es para escribir, porque escribir es siempre sobre conflictos", señala.

Cree que su país es "un espacio tan pequeño, con formas tan diversas de pensar, culturales o historias chocando" que ello propicia la creatividad.

"Pienso realmente que si alguien toma un libro y lee sobre la tensión entre los judíos ortodoxos y los seculares quedará sorprendido", agregó.

Keret pide a quienes se interesen por los problemas políticos entre árabes e israelíes que lean "esos libros que no tienen nada que ver con el conflicto", porque de ese modo "podrían entender las raíces de dónde viene esta enemistad".

Autor de cuentos cortos, guionista de televisión, director de cine israelí y de libros infantiles como "Cachorro peludo de niño gato" (2013), el que ha presentado esta semana en México, admite que se siente "incapaz de escribir novelas".

"Creo que muchas veces empecé (a escribirlas), lo pensé pero tres páginas adelante mi héroe moría y se acababa la novela", señala.

Prefiere experimentar "con distintos medios, cine, libros para niños, cómics" y se considera a sí mismo "primordialmente como un contador de historias más que un escritor", señala.

Para Keret no hay "mucha diferencia" entre utilizar un medio u otro para crear, porque todo es como mantener un diálogo con otra persona sin importar demasiado el modo de hacerlo.

"A veces puedes hablar con tus manos, otras en hebreo, otras en inglés o español, pero siempre te expresas con palabras, desde el corazón o la imaginación. No importa el medio en que lo hagas", advierte.

Keret considera la escritura "como un lugar de libertad última" y no quiere ceder ni un ápice de ese espacio.

"En mi vida soy muy responsable: no llego tarde a llevar a mi hijo a la escuela, pago mis impuestos a tiempo, cruzo la calle cuando debo, soy un buen ciudadano. Pero cuando llega el momento de escribir soy totalmente irresponsable, me da igual todo", señala.

Sostiene que cuando escribe lo hace "totalmente en el presente". "Pero si escribes una novela tienes que pensar en el futuro añade. Toda mi vida pienso en mi futuro, tendré una pensión, me preocuparé por mi hijo y todo. Cuando entro en el mundo de la ficción y la creación, quiero estar en el presente".

"Conozco a muchos autores que hablan de lo que sufren cuando crean. Yo sufro cuando lo dejo. La vida es difícil pero cuando yo estoy creando, es como flotar en el Mar Muerto", señala este autor de cuatro libros de relatos, tres cómics y un libro infantil que han sido bestsellers en Israel.

"Quizás un día lo haga, si estoy desesperado o mi madre me obliga a hacerlo, pero no por ahora. Me lo estoy pasando tan bien que no quiero parar", afirma.

 
-

Comentarios

Sea pertinente, respetuoso, honesto, discreto y responsable. Términos completos