Centroamérica aboga por repatriaciones dignas y seguras de los niños migrantes

CENTROAMÉRICA MÉXICO

Imagen de la primera dama de Guatemala, Rosa Leal de Pérez. EFE/Archivo
Imagen de la primera dama de Guatemala, Rosa Leal de Pérez. EFE/Archivo

— Autoridades y primeras damas de Centroamérica, México y República Dominicana abogaron hoy por alcanzar un acuerdo regional con Estados Unidos, para garantizar que las repatriaciones de los niños migrantes no acompañados sean "dignas y seguras".

Durante el inicio del foro regional sobre niñez y adolescencia migrante, el cual fue inaugurado este martes en un centro de convenciones de la ciudad colonial guatemalteca de Antigua, a 45 kilómetros al oeste de la capital, los participantes abogaron por el diseño de "estrategias comunes" en favor de los menores de edad.

La actividad, que se prolongará hasta mañana, miércoles, fue convocada por las primeras damas de la región y la Conferencia Regional sobre Migración, entidad responsable de coordinar acciones en favor de los inmigrantes.

El foro fue inaugurado por la primera dama de Guatemala, Rosa Leal de Pérez, en el que también participan las primeras damas de Honduras, Rosa Elena Bonilla de Lobo y de Panamá, Marta Linares de Martinelli.

Las tres señalaron que el trabajo conjunto de los países de la región en el diseño de estrategias para abordar la problemática social de los menores migrantes no acompañados debe dar como resultado la protección de estos.

Lo importante, destacó Bonilla de Lobo, es llegar a acuerdos con los países en donde se encuentren los menores migrantes, "para garantizar que tengan una repatriación digna y segura", y que las autoridades locales "respeten sus derechos fundamentales".

Según cifras de la Organización Mundial de las Migraciones (OIM) cada día más de 250 inmigrantes centroamericanos salen de los países de la región con el objetivo de llegar a los Estados Unidos en busca de mejores oportunidades de desarrollo.

El 35 % de quienes se aventuran en esta iniciativa son menores de edad, la mayoría sin acompañamiento de adultos, lo cual incrementa la vulnerabilidad de estos, ya que son víctimas de toda clase de vejámenes por los grupos criminales que operan en la región y en algunos casos por las propias autoridades.

La primera dama anfitriona, Leal de Pérez, en su discurso de inauguración, destacó el apoyo de los Gobiernos de la región en "trabajar de forma unida" para "lograr mejores resultados en beneficio de la niñez migrante no acompañada".

La primera dama guatemalteca reconoció el trabajo que las organizaciones no gubernamentales y religiosas de México y Estados Unidos realizan en favor de la población inmigrante, principalmente en la habilitación de albergues en donde les facilitan comida y espacio para descansar.

"Desde hace mucho tiempo empezó el sueño de trabajar en beneficio de la niñez migrante no acompañada, hoy ese sueño es una realidad" y este foro el inicio de acciones concretas, agregó Leal de Pérez.

El foro, que se extenderá hasta mañana, miércoles, tiene como objetivo que las autoridades discutan sobre los problemas de enfrentan los miles de niños y adolescentes que se ven obligados a migrar hacia el norte del continente.

Se prevé que como resultado del mismo, se apruebe una estrategia regional para abordar el problema, en la cual se buscará incluir acciones prioritarias de protección a los niños y niñas inmigrantes de la región.

Así como la suscripción de un memorando de medidas comunes de protección consular, repatriación digna y segura, atención psicosocial, reinserción e integración familiar y protección integral por parte de las autoridades locales responsables del cuidado de la niñez.

En la actividad también participan representantes del gobierno de los Estados Unidos y Canadá, así como de la Organización Internacional del Trabajo, del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados y del Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia.

Así como de una docena de organizaciones no gubernamentales locales y regionales que trabajan temas relacionados con los derechos de la niñez y adolescencia, derechos humanos, atención a los inmigrantes indocumentados, entre otros.

Según la OIM, cada año miles de niños y adolescentes que emprenden, solos o acompañados, la aventura de la inmigración por Centroamérica y México, hacia los Estados Unidos, son víctimas de actos de violencia que van desde el robo de sus pertenencias, hasta el secuestro, prostitución, violación sexual y asesinato.