EEUU registró 12.600 niños enfermos de cáncer en 2012

SALUD CÁNCER

El número de niños latinos entre 0 y 14 años afectados por cáncer fue de 2.500, según cifras oficiales, que muestran además que el cáncer pediátrico representa el 0,7% de los casos nuevos de cáncer en el total de la población. EFE/Archivo
El número de niños latinos entre 0 y 14 años afectados por cáncer fue de 2.500, según cifras oficiales, que muestran además que el cáncer pediátrico representa el 0,7% de los casos nuevos de cáncer en el total de la población. EFE/Archivo

— Estados Unidos diagnosticó el año pasado un total de 12.600 casos de niños afectados por cáncer, una enfermedad que causa más muertes que la combinación de otras anomalías como el sida, la fibrosis quística, el asma o la diabetes.

El número de niños latinos entre 0 y 14 años afectados por cáncer fue de 2.500, según cifras oficiales, que muestran además que el cáncer pediátrico representa el 0,7% de los casos nuevos de cáncer en el total de la población.

"El cáncer es un crecimiento descontrolado de células en el cuerpo, y a diferencia del cáncer en adultos, en los niños se presenta más agresivo", dijo a Efe el puertorriqueño Ricardo Flores, oncólogo en el Children's Cancer Center, el más grande de EE.UU para el tratamiento de esa enfermedad.

Flores, especialista en tumores sólidos, subrayó que las estadísticas oficiales muestran que cuando el cáncer se descubre en un niño (hasta los 19 años), en el 80% de los casos se ha diseminado a otras partes del cuerpo en comparación con el 20% de los adultos.

Reconoció que se desconoce la razón para que así sea, pero se mostró optimista en los avances de la medicina, que ha logrado una tasa de curación que pasó del 10% hace sesenta años, a un 80% en la actualidad.

El cáncer más común es la leucemia y se diagnostica por igual en niños latinos, blancos, afroamericanos o asiáticos.

"No importa cuánto se tarde en el diagnóstico, la enfermedad se presenta diseminada desde el principio", explicó.

Destacó también que en la gran mayoría de los casos se desconoce qué causa la enfermedad, y "aunque en general hemos mejorado la supervivencia, en esos pacientes con cáncer diseminado todavía su supervivencia es menos del 20% o en algunos casos peores".

"En este tipo de población necesitamos enfocar la investigación para lograr algún tipo de mejoría. Hemos avanzado mucho pero aún tenemos mucho camino por recorrer", afirmó Flores, graduado de la Escuela de Medicina de Puerto Rico y portavoz de la campaña nacional "Clean to Cure" de la compañía Alen USA.

Esta campaña comenzó en junio y se extenderá hasta septiembre, mes de concienciación sobre el cáncer infantil.

La empresa mexicana donará dinero para la investigación de la cura contra el cáncer del hospital de Texas, por cada producto de limpieza Cloralex, Ensueño, Pinalen y Pinol que producen, explicó Elsie Pastrana, gerente de la marca para EE.UU.

A diferencia de otras enfermedades, no hay síntomas específicos que se puedan atribuir como señal de cáncer pediátrico.

"Es muy difícil hacer un diagnóstico porque el cáncer pediátrico sigue siendo raro", dijo Flores, quien recomendó a los padres que si ha llevado al niño al pediatra y no mejora, está menos activo, tiene fiebre, está pálido, ha desarrollado hematomas y no come, debe regresar al médico y pedir análisis de sangre más exhaustivos o radiografías.

"Mi mayor recomendación es que si los padres ven que el niño actúa diferente o lleva mucho tiempo enfermo sin explicación, que saben que hay algo diferente, que sean más exigentes en cuanto a el diagnóstico o laboratorios que se le hacen y si aún tienen sus dudas que vayan a un especialista", señaló.

En EE.UU hay más de 350.000 supervivientes de cáncer pediátrico (en niños hasta los 19 años), y el número aumenta cada año gracias a la investigación, por lo que Flores pidió al público cooperar con ésta y otras campañas de donación de fondos con ese fin.

En los adultos hay ciertas conductas que los predisponen a cáncer como la dieta, el cigarrillo o el alcohol, por el daño que reciben las células a través de los años, pues aumenta la posibilidad de mutar.

Pero en niños hay diferentes teorías como el atribuirlo a células que mutaron cuando estaba en el vientre de su madre o que se desarrollaron antes de los seis años, indicó el galeno.

Destacó con satisfacción que han logrado avances en el tratamiento de pacientes con leucemia, que es el cáncer más común, y que los científicos clínicos y de laboratorio están centrando sus esfuerzos en la investigación de los cáncer que son más agresivos en un intento por salvar más vidas.

"Queremos pedirle a la población en general que apoyen la investigación porque el aumento de la supervivencia de los niños se logró con las investigaciones clínicas y de laboratorio", afirmó.