Ecuador intentará manejar la posible desesperación de Uruguay

FÚTBOL BRASIL 2014

— La selección de Ecuador, que el próximo martes se medirá con la de Uruguay, en Montevideo, por las eliminatorias sudamericanas del Mundial de Brasil 2014, intentará manejar la posible desesperación de los de casa para arrancar un resultado positivo.

Así lo aseguró hoy el centrocampista ecuatoriano Luis Fernando Saritama en la última rueda de prensa que concedió el equipo antes de su viaje, mañana, a Montevideo.

Ecuador, que ayer ganó por 10 a Bolivia en Quito, tratará de sumar en el partido ante los charrúas, que perdieron por 40 ante Colombia en Barranquilla.

Los uruguayos "seguramente están golpeados" por el abultado marcador ante los colombianos, aunque es una selección que "se sabe levantar", dijo Saritama tras anticipar que el partido en Montevideo será "muy complicado" para ambos.

Por ello, Ecuador intentará "trabajar bien con la presión de los primeros minutos y manejar esa desesperación del rival que, seguramente, se va a dar con el transcurrir de los minutos".

Saritama estima que Ecuador tendrá una mayor "exigencia en la parte defensiva", porque "Uruguay seguramente va a proponer y a buscar el arco rival. Ahí tenemos que buscar espacios y sacarle provecho" a la situación, apuntó.

Podemos "buscar el arco rival con la velocidad de nuestros jugadores" y "plasmar con contundencia si se logran abrir los espacios".

De su lado, Felipe Caicedo, quien anotó el gol del triunfo ante Bolivia, reconoció que Uruguay "tiene una defensa muy fuerte, aguerrida" y su delantera corre bien por las bandas.

'Felipao', que juega en el Lokomotiv ruso, dijo que por ahí puede darse el trabajo de Ecuador, ya que el despliegue ofensivo de los uruguayos podría dejar espacios atrás.

Esa "podría ser una base para abrir la defensa", aunque el juego será complicado porque "sabemos lo que es Uruguay en casa, que mete, mete y mete presión", apostilló Castillo.

La selección de Ecuador viajará mañana temprano rumbo a Montevideo y en la tarde prevé efectuar el reconocimiento de la cancha del estadio Centenario, donde se disputará el choque de las eliminatorias.