Vencen Xolos con polémico gol a Diablos

 Loyal fans of the Tijuana Xolos go wild as they cheer on their team against Toluca.
Loyal fans of the Tijuana Xolos go wild as they cheer on their team against Toluca.

TIJUNA, BC — El que muerde primero, ¿muerde mejor?

El primer capítulo de la Final de la Liga MX fue para Tijuana, que sigue haciendo historia en este torneo y ayer venció 2-1 al Toluca en el Estadio Caliente (ve una galería de fotos del encuentro).

Un partido más, el del domingo en Toluca, y el Apertura 2012 tendrá a su nuevo monarca. Por lo pronto, los Xoloitzcuintles hicieron su tarea. Por eso los aficionados vivieron de pie el final del duelo, entonaron el "olé olé olé, Xolos, Xolos...", y mostraron esa gran comunión con el equipo, con el que ya son uno solo.

Amparados en la complicada cancha sintética, que le dificultó la transición del balón a la escuadra visitante, poco acostumbrado a jugar en esta superficie, y una afición que festeja todo, quizá porque es la primera vez que sabe de estos niveles.

Cierto es que los finalistas mostraron una paridad futbolística, que el líder y sublíder exhibieron esa igualdad de fuerzas, que Enrique Meza y Antonio Mohamed supieron neutralizarse, pero a final de cuentas Tijuana lleva la ventaja y ahora tendrá que pelear contra la altitud de Toluca y esa férrea afición que si de algo sabe es de Finales.

Los Xolos asfixiaron a los escarlatas en los primeros 10 minutos, le quitaron el balón antes de que cruzara el medio campo, presionaron en cada rincón.

Pero cuando los Diablos estaban mejor acomodados, Christian Pellerano encontró un hueco justo entre los centrales Édgar Dueñas y Diego Novaretti, tan exacto que Fidel Martínez pudo recibir el balón con el muslo izquierdo y rematar de pierna derecha para el primer gol del partido al 23'.

El Toluca, que busca la hazaña de emular a Chivas como el club con más Ligas (11) en México, no puso la otra mejilla, y dio una bofetada de inmediato con el tanto de Édgar Benítez, al 25', tras empujar el balón luego de un espléndido servicio de Lucas Silva.

Sólo así los mexiquenses podían abrir a la mejor defensiva del torneo, esa que en 22 partidos apenas ha recibido 19 goles, incluido el de ayer.

Sólo que una distracción en una acción a balón parado, además del fuera de lugar del que no se percató el asistente Juan Joel Rangel, dieron al traste con el plan del visitante. El zaguero Pablo Aguilar marcó el tanto del triunfo al 39' tras un balón peinado por Alfredo Moreno.

Antes, Sinha había reclamado como falta una jugada que el árbitro no sancionó y tras la cual los Xolos tejieron el avance que culminó con el tiro libre directo, ése del que se desprendió el segundo gol en el centro de Fernando Arce.

Tijuana sólo ha perdido 2 partidos en todo el Apertura 2012 y ahora son los Diablos Rojos los que van por la hazaña de ganar por un gol si quieren forzar a tiempos extra o de 2 para ser campeones ante un equipo para el que la palabra derrota es sólo un vocablo más en el diccionario.