Celebración nos recuerda que “todos somos uno”

Celebración nos recuerda que “todos somos uno”

Víctor Villaseñor se dirige a la multitud durante la reunión anual Snow Goose Global Thanksgiving for World Peace and Harmony el domingo en Oceanside. A la derecha están los cineastas Gregory Nava y Bárbara Martínez Jitner. 
Víctor Villaseñor se dirige a la multitud durante la reunión anual Snow Goose Global Thanksgiving for World Peace and Harmony el domingo en Oceanside. A la derecha están los cineastas Gregory Nava y Bárbara Martínez Jitner.  — Charlie Neuman

Veintiún años atrás el famoso autor Víctor Villaseñor recibió la visita de su abuela en una visión. Mientras volaba entre una bandada de gansos, su abuela le explicó que era tiempo de que la humanidad abrazara la paz y la armonía.

Ese mismo año, Villaseñor estableció el Snow Goose Global Thanksgiving for World Peace and Harmony (Evento Mundial de los Gansos de Acción de Gracias para la Paz y la Armonía).

“La celebración de Acción de Gracias, la fiesta más grande que Estados Unidos tiene, es un día de para dar gracias porque dos culturas, la indígena y la europea, comieron juntas en paz”, dijo. “En 100 años, quiero que el mundo reconozca a los Estados Unidos no como U.S., sino como ‘us’ (nosotros), la nación que inició una celebración mundial de Acción de Gracias”.

Más de 1000 personas se esperaban en la 21 edición de este evento de Acción de Gracias que se realizó el domingo. Es un festival de alcance popular que Villaseñor creó para que gente de todas las edades y procedencias se reúna como una parvada de gansos celebrando la “paz inevitable”.

La celebración se realizó en el rancho de la infancia del autor en Oceanside y perduró del mediodía hasta el atardecer. Hubo música en vivo, una cena en que todos llevaron algo para compartir, actividades para niños y un servicio religioso a la luz de las velas.

Eventos hermanos se celebraron simultáneamente este año en Julian, Guerneville, Santa Barbara, Pittsburgh y Dallas, dijo uno de los organizadores del evento, Gary Gernandt.

Villaseñor predice un futuro armonioso.

“En Francia encontraron a un elefante congelado dando un paso”, dijo Villaseñor. “Fenómenos ocurren instantáneamente. El mundo está a punto de pasar por una explosión de cambios. La paz es inevitable. No se puede detener la armonía ni la paz mundial”.

Este año fue el primero en que se incluyo una visita a la casa del autor. Los asistentes pudieron ver muchos elementos que Villaseñor describe vívidamente en su novela Rain of Gold, best-seller publicado en 1991. El libro narra el turbulento viaje del autor y su familia desde México hasta la actual Carlsbad durante la Revolución Mexicana en 1910 y forma parte del currículo escolar en todo el país. Una próxima miniserie de HBO se basa en el libro.

Con la participación de voluntarios, incluyendo estudiantes de escuelas secundarias y universidades a través de la región, el evento es gratuito.

El Rancho Villaseñor tiene un follaje en pleno florecimiento que lo escuda de la creciente ciudad de Oceanside que rodea el tranquilo espacio. Las cabras balan en un corral cercano.

Elysia Becerra Espinoza y Francisco se sentaron bajo un árbol con una copia de Rain of Gold en medio de ellos. Encontraron una página en internet sobre el evento cuando buscaban más libros del autor y cuando leyeron la visión de paz mundial de Villaseñor, los dos de 25 años de edad y residentes del Valle de San Gabriel decidieron unirse a la celebración.

“Siento que estamos tan aislados en estos días”, dijo Espinoza. “Reunir a la gente es una cosa hermosa. Si más gente lo hiciera en una escala mayor, el mundo sería un mejor lugar”.

Amber Johnson, de 81 años, se sentó en una silla del jardín disfrutando de la música. Dijo que apoya cualquier evento que celebra la paz.

“Es el mensaje más importante,” dijo. “Me encanta el baile y la música y la gente reunida como comunidad. Nos recuerda que todos somos uno.”