Mujica contará con una avioneta oficial, pero compartida con otras autoridades

URUGUAY MUJICA

— El presidente de Uruguay, José Mujica, contará con una moderna avioneta para desplazarse por el país y a algún destino regional aunque la aeronave será compartida con otras autoridades de distintas instituciones públicas del país, informaron hoy a Efe fuentes oficiales.

La avioneta, un bimotor Cessna 414 de fabricación estadounidense, con capacidad para seis pasajeros y que tiene un valor de unos 400.000 dólares, fue adquirida por el Estado uruguayo a través de la empresa pública Alcoholes del Uruguay (Alur), especializada en biocombustibles y dependiente de la petrolera estatal Ancap.

Según Juan Gómez, miembro del directorio de Ancap, "el objetivo fundamental de esa compra es la eficiencia" para evitar que los funcionarios tengan que hacer por tierra desplazamientos de entre 500 y 600 kilómetros en el interior del país, que "llevan mucho tiempo por carretera".

Gómez aclaró a Efe que "no es un avión presidencial, es de Alur, y va a ser usado para los viajes relacionados con las inversiones en el litoral y el norte del país".

También "para hacer sinergias con otros organismos", como el estatal Banco República o el Ministerio de Salud y "para el presidente de la República si tiene que viajar a lugares alejados".

"Solo es cuestión de coordinar con la Presidencia para que el día que el lo necesite nos avise", agregó Gómez, según el cual fue el propio Mujica el que les dio la autorización para la compra.

Al gobernante, "que a veces tiene que trasladarse a lugares lejanos, le planteamos que tuviera un medio de transporte más seguro", añadió.

La avioneta puede volar "al interior y hasta Sao Paulo, sin ningún problema, sin repostar", y supliría el helicóptero con el que actualmente Mujica realiza muchos desplazamientos por el país, explicó.

La compra de la avioneta por parte del Estado uruguayo generó hoy la reacción del senador del opositor Partido Nacional Gustavo Penadés, que afirmó en Twitter: "Mientras Ancap compra aviones, los usuarios pagamos el combustible de peor calidad y más caro de Suramérica".

En la misma red social, el diputado del Partido Colorado Ricardo Berois opinó que "la austeridad no es la norma" de la petrolera estatal mientras "los uruguayos" pagan "el combustible más caro de la región".

En abril Mujica desmintió la compra de un avión presidencial a Brasil, tal y como diversos medios uruguayos habían informando, aunque reconoció que la oferta existe y que iba a ser analizada por la Fuerza Aérea Uruguaya (FAU).

El jefe de Estado, un exguerrillero de 77 años que pasó catorce preso, la mayoría durante la dictadura uruguaya (19731985), vive en una granja a las afueras de Montevideo, donde cultiva flores y hortalizas que vende en los mercados locales, y dona el 90 por ciento de su sueldo a la construcción de viviendas sociales.

Hace una semana sufrió una "trombosis previa" que le obligó a suspender un viaje a España por el riesgo que representaba para su salud volar en avión, aunque según fuentes oficiales su situación mejoró y la semana próxima tiene previsto asistir a una cumbre del Unión Sudamericana de Naciones (Unasur) en Perú.