National City calificará los camiones de comida

National City calificará los camiones de comida

las ciudades del sur del condado trabajan para alinear sus leyes locales con una nueva orden del Condado de San Diego dirigida a emitir calificaciones con letras a los camiones de alimentos según su desempeño durante inspecciones de seguridad y limpieza.

Hasta hace pocos años, los camiones de alimentos fueron estigmatizados como “vagones para cucarachas” y “carretas de gusanos” que sirven comida grasosa a los trabajadores industriales, pero un reciente aumento en la popularidad de estos puestos de comida ambulante ha llevado a los gobiernos locales a elevarlos de categoría.

El martes, el ayuntamiento de National City votó unánimemente en favor de adoptar, a partir de diciembre, las mismas políticas del condado y con ello incrementar la responsabilidad de los camiones de alimentos, que hasta ahora han operado con regulaciones relativamente bajas en comparación con sus contra partes de ladrillo y mortero.

Aunque los ocho camiones de alimentos con licencia para hacer negocio en National City ya están sometidos a inspecciones semestrales de limpieza realizadas por un funcionario de la salud, las inspecciones reciben solamente una nota de pasó/no pasó, pero no una calificación con letra, y las empresas no están obligadas a mostrar los resultados.

En julio de este año, la Junta de Supervisores del Condado de San Diego votó por unanimidad que se califique a los camiones, esto después de que U-T San Diego y un ex socio de 10 News preguntaron por qué no estaban sujetos a las mismas regulaciones que los restaurantes menos movibles.

El sistema de calificaciones con letras para las cocinas móviles, al igual que el sistema de clasificación ABC utilizado para los restaurantes de todo el condado desde 1950, está diseñado para ofrecer a los consumidores más información sobre el estado de funcionamiento general de los camiones que patrocinan. Las tarjetas de calificación deben ser mostradas para ayudar a los clientes a distinguir a los puestos que cuentan con permiso y los que operan sin él.

Las calificaciones A, B y C también deben ayudar a que los vendedores sean más responsables. Los operadores que obtengan menos de una calificación A, pueden enfrentar sanciones administrativas o la modificación, suspensión o revocación de su permiso de salud si no logran mejorar sus calificaciones.

Pero la política del condado solo se aplica a las empresas que operan en áreas no incorporadas, y para que tenga éxito, el Departamento de Salud del Condado de San Diego dice que necesita ayuda de las ciudades para implementar el programa en todo el condado. National City es la primera ciudad en South Bay que se une al nuevo programa.

El nuevo sistema de calificaciones con letras en las áreas no incorporadas y ciudades que cooperen, comenzará en diciembre, y al mismo tiempo se lanzará una página por la internet donde se podrán ver los resultados de la inspección en

EatSafeSanDiego.com y un mecanismo para seguir la pista de donde se detienen los vendedores ambulantes.

El nuevo sistema de clasificación entrará en vigor en el condado y en la ciudad supuestamente antes de navidad, y el Departamento de Servicios de Salud Ambiental será responsable de hacerla cumplir. Los funcionarios del condado estiman que el costo de la inspección se incrementará de 450 a unos 500 dólares.

 
-

Comentarios

Sea pertinente, respetuoso, honesto, discreto y responsable. Términos completos