BITÁCORA DE LA EDITORA: Skyfall puede colarse al Óscar

Skyfall detallado marco de las actuaciones de Daniel Craig y Javier Bardem

Daniel Craig en Skyfall.
Daniel Craig en Skyfall. — Metro Goldwin-Mayer Pictures

Pocas veces las películas de James Bond hacen llorar al espectador.

Skyfall ofrece una carga emotiva que no había habido en este tipo de filmes. Al mismo tiempo, Bond, James Bond, no deja de ofrecer las acostumbradas escenas de acción y suspenso.

Preciosa cinematografía y una moderna y adecuada música hace de este filme uno de los más completos, si no es que el más completo de la serie hasta hoy.

Y desde luego, uno de los factores que le dan peso a Skyfall es la actuación del español Javier Bardem. En la lista de actores contemporáneos el espectro de emociones, de modismos, de sentimientos, de gestos que este actor puede ejecutar es amplísimo. Y la calidad con que interpreta al personaje es singular.

Bardem da vida a Silva, un exagente que busca venganza y que ha pasado años planeándola. En la primera escena que tiene con Daniel Graig, entre los dos llevan al espectador en un altibajo de emociones, pasan por el drama, la comedia y el suspenso. El británico no se queda atrás sosteniendo el ritmo de Bardem. Las características de la personalidad de Silva no se ven venir a primera vista y no lo voy a echar a perder. Es un villano como no se había visto antes. No es la primera vez que Bardem interpreta a un personaje así y lo hace bien, pero en el contexto de la escena, Silva es doblemente espeluznante.

photo
Daniel Craig y Javier Bardem en Skyfall. — Metro Goldwin-Mayer Pictures

El filme Skyfall toca temas de la vida de Bond. Su relación con su jefa y el hecho de que empieza a ser maduro. Esa es la parte nueva que además, por la manera en que son manejados los temas, pone al filme en otra dimensión, en otro terreno cinematográfico.

Es un trabajo duro, pero alguien tiene que hacerlo y el director Sam Mendes no escatima recursos para darle a las escenas de acción todos los detalles para que sean creíbles, no solo eso, son también bellas. Lo mismo las tomas abiertas de ciudades como Shangai o Londres que las cerradas con detalles de diferentes ambientes, como los túneles —éste es un filme de túneles— tienen siempre un toque estético con el adecuado manejo de luz en donde los reflejos, las sombras y las siluetas son bien aprovechadas.

La música, una variante constante del tema tradicional de Bond también está bien incorporada al ritmo del filme y en varios momentos es la batuta de la acción.

En la película se despide a uno de los personajes que ha sido constante en varios filmes y se le dice adiós de una manera digna, dándole un papel central dentro de la trama. Al mismo tiempo, otro gran actor entra en escena y es obvio que va a seguir en los subsecuentes filmes: Ralph Finnes se incorpora al equipo de M16. Habrá que ver cómo lo aprovechan en el futuro.

Para los admiradores de las películas de 007 que van a ver una película de acción, bueno, no salen decepcionados: hay coqueteos, mujeres bellas, persecuciones en autos y en motocicletas, helicópteros escandalosos y una buena dosis de disparos y explosiones, grandes y chiquitas.

Definitivamente vale la pena ver este filme en pantalla grande. Yo fui a verlo, además, al nuevo cine Arc Light en La Jolla y todo huele aún a nuevo. Hay que comprar los boletos por adelantado pues éstos son numerados y se agotan temprano, al menos así para este filme.

Las películas de James Bond han sido nominadas al Óscar por efectos especiales, canción o sonido o cosas así; este año, no sería de sorprender si por primera vez se cuela a las nominaciones en actuación o dirección. Así de buena está.

photo
Naomie Harris en Skyfall. — Metro Goldwin-Mayer Pictures
 
-

Comentarios

Sea pertinente, respetuoso, honesto, discreto y responsable. Términos completos