Víctima de trata sexual sospechosa de crimen

Cindy Garcia , 18, appears in Superior Court downtown on Friday in San Diego, California. Garcia was arrested wednesday night following an officer involved shooting in Barrio Logan.
Cindy Garcia , 18, appears in Superior Court downtown on Friday in San Diego, California. Garcia was arrested wednesday night following an officer involved shooting in Barrio Logan.

Años antes de que Cindy García de 18 años de edad presuntamente se lanzara en una ola de delitos violentos la semana pasada, al lado de su novio de 40 años de edad, la joven fue secuestrada y enviada a México, víctima de la trata por sexo.

García, quien entonces tenía solo 14 años, fue rescatada en el 2009, casi dos meses después de su secuestro. El rescate se dio con la ayuda de la coalición Bilateral Safety Corridor Coalition con base en National City, dijo Marisa Ugarte, jefe de esa organización sin fines de lucro.

Cuando García tenía 16 años, se reunió con Philip Martín Hernández, quien llevó una relación sexual ilícita con ella por varios periodos hasta la semana pasada en que cometió una serie de tiroteos, robos e incendios antes de morir por herida de bala en un altercado con la policía.

En ese entonces, las autoridades del condado de Riverside habían levantado cargos contra Hernández por el abuso sexual de García.

Los detalles sobre el pasado de García como víctima de la trata de personas surgieron después, durante su comparecencia el viernes por cargos de secuestro de autos, asaltos y amenazas criminales en relación con la ráfaga de delitos cometidos por Hernández, misma que comenzó el lunes.

García está acusada de mantener a una víctima de secuestro de un auto a punta de pistola y amenazarla con “volarle la cabeza” si no se sometía, dijo un fiscal.

Hernández también le disparó a un hombre en Hillcrest que pensó era un policía del Condado de Riverside, y le disparó a un policía de San Diego fuera de servicio, quien estaba utilizando un cajero automático en Escondido el lunes.

Los fiscales afirman también que la pareja planeaba asesinar a un policía de San Diego y luego raptar y quemar a otra persona para matarla.

El magistrado fijó la fianza de García en 1 millón de dólares. La joven podría enfrentar hasta 19 años de prisión.

Ugarte, quien trabaja con las víctimas de la trata sexual, dijo que el historial de García indica que debería ser tratada más como una víctima que como cómplice en el caso penal que se ha presentado contra ella.

“Hay un problema, ella es una víctima, ella ha sido dañada, ella está en estado de shock”, dijo Ugarte. “Hay mucho más que debe investigarse antes de que se le someta a juicio.”

García creció en National City y no tiene antecedentes penales, dijo el viernes su abogado.

Cuando tenía 14 años fue secuestrada por un presunto miembro de una pandilla, transportada a Guadalajara en donde se le mantuvo cautiva en un rancho, le administraron drogas y la obligaron a prostituirse, dijo Ugarte. Durante su cautiverio, García se las arregló para llamar a su madre y pedir ayuda. La llamada ayudó a la Coalición y a los procuradores de justicia de Estados Unidos y México en la búsqueda de la adolescente y casi dos meses más tarde la trajeron a su casa.

Ugarte no había visto a García desde el rescate tres años atrás, pero la semana pasada cuando estaba en la corte trabajando en otro caso, García la reconoció y le pidió ayuda.

“Me llamó, ‘Marisa, Marisa, es Cindy, víctima de la trata Cindy’” dijo Ugarte.

En el momento del rescate de García, su madre no solicitó los servicios de ayuda que la Coalición ofrece a las víctimas: consejería, vivienda, educación y otros servicios de asistencia.

Ugarte dijo que cuando se enteró del caso, compartió sus archivos con los investigadores involucrados en el caso de García.

El sábado, funcionarios de la policía de San Diego se negaron a hacer comentarios sobre el pasado de García y como pudiera influir en los cargos en su contra, porque dijeron que “la investigación está lejos de concluir”.

El abogado de la defensa, Kerry Armstrong de San Diego, quien no está conectado con el caso, dijo que las circunstancias ameritan un examen psicológico de García, una revisión de su historia y el considerar su experiencia como víctima junto a su papel en los crímenes.

“Apenas tiene 18 años y es muy impresionable. Ha estado bajo la influencia de estos hombres manipuladores durante la mayor parte de su corta vida y tal vez no sabía lo que estaba pasando”, dijo. “Al mismo tiempo, tenía una pistola en la mano y eso provoca miedo y un policía resultó herido de bala”.

 
-

Comentarios

Sea pertinente, respetuoso, honesto, discreto y responsable. Términos completos