Pasión por México; La Exhibición Heart & Soul une dibujos de Anguiano con fotografías de Castillo

Rebozo de Niebla, fotografía de Mario Castillo.
Rebozo de Niebla, fotografía de Mario Castillo. — Mario Castillo

Heart & Soul of México

Qué: Dibujos de mediados del siglo XX por Raúl Anguiano y fotografías de Mario Castillo

Cuándo: 10 a.m. a 8 p.m. Jueves; 10 a.m. a 4 p.m. viernes y sábados; 1 a 4 p.m. domingos. Hasta el 2 de diciembre.

Dónde: California Center for the Arts, Escondido, 340 N. Escondido Blvd., Escondido.

Cuánto: miembros gratis; público en general $8; mayores, militares, estudiantes, niños menores de 12 años $5; grupos $3; admisión gratuita los domingos.

Informes: (800) 988-4253 o

artcenter.org

Eventos especiales

Raúl Anguiano, Muralismo y Arte Mexicano:

Qué: Una presentación internacional del profesor Gregorio Luke, ex director del Museum of Latin American Art

Cuándo: 6 a 8 p.m. 10 Nov.

Cuánto: $10; gratis para los miembros.

Informes: RSVP: (760) 839-4138

Viaje a través de México con Mario Castillo

Qué: Una charla con el fotógrafo.

Cuándo: 2 de dic. , 2 a 4 p.m.

Cuánto: $10; gratis para los miembros.

Informes: RSVP: (760) 839-4138

El artista Raúl Anguiano es reconocido como uno de los grandes pintores de México y el último miembro activo del movimiento muralista mexicano post-revolucionario.

Pero una mirada a las decenas de dibujos -muchos de ellos retratos — que por primera vez se exhiben en los Estados Unidos, revela que Anguiano poseía también el don de producir piezas delicadas y de menor tamaño. La exhibición Heart & Soul, que consiste en dibujos de Anguiano de mediados del siglo XX, se inauguró el mes pasado en el California Center for the Arts en Escondido. La exposición está compuesta por 108 piezas de la colección privada de la viuda de Anguiano, Brigita, que asistió a la velada de inauguración. Como complemento a la exposición, en una galería adyacente se muestran casi tres docenas de fotografías de Mario Castillo, de finales del siglo XX. Castillo ha documentado en su obra a los grupos étnicos de México.

De ambos artistas uno puede testificar “su reverencia por los pueblos de México, su reverencia por las tradiciones y el amor a la tierra”, dijo Carina Courtright, presidenta de la junta de directores del California Center for the Arts.

De entrada, los visitantes encuentran una caprichosa introducción a la obra de Anguiano, consistente en algunos de sus dibujos infantiles, creados cuando tenía 5 o 6 años de edad. Enseguida, la exposición separa el trabajo de Anguiano en retratos, paisajes y aspectos de la vida cotidiana. La mayoría de ellos son de los 1930s, 40s y 50s, una época especialmente fértil para el arte mexicano, dijo Courtright.

El movimiento muralista mexicano comenzó en la década de 1920, después de la revolución, dijo Lisette Atala, coordinadora de la exhibición para el museo. La mayor parte del arte en México antes de la revolución estaba fuertemente influenciado por los europeos, dijo Atala. Después de la revolución, los artistas mexicanos comenzaron a buscar su identidad, afirmó Courtright. “La gente en este período comenzó a preguntarse, “¿Qué es México? “, dijo. “En los paisajes, en los pueblos indígenas, las joyas, los atuendos”.

El trabajo de Anguiano está repleto de imágenes indígenas, como la procesión en la obra Festivity in Santa Cruz Acalpixca II. Anguiano creó sus retratos con sinceridad y realismo; no te pierdas Girl with a Braid. por su parte, los paisajes fueron producidos con una gran gama de técnicas, incluyendo los pasteles, lápices de colores, guache, lápiz, tinta, acuarela, crayones y oleo. La exposición incluye un caballete y una silla del artista, además de la camisa que usaba siempre que pintaba.

Anguiano estaba en sintonía con las cuestiones sociales y políticas de su tiempo y se unió al movimiento muralista, dijo Courtright, “pero se ocupó de ello de una manera muy armoniosa”. “Fue muy cuidadoso de no tomar partido”, dijo. “Quería lograr un cambio a través del arte, no de la política”.

La muestra de 32 fotografías de intenso color de Castillo, contrasta y complementa la exposición de Anguiano. “Renune lo nuevo y lo viejo”, indicó Atala. Castillo, quien vive en Tijuana y conoció a Anguiano, utiliza la fotografía moderna para representar “estas tradiciones tan viejas”.

Muchas de las fotografías fueron tomadas en el estado de Michoacán, alrededor del año 1990.

La luz natural ilumina las representaciones de la vida cotidiana: cocinar, limpiar, en imágenes como Irene’s Look y María de la Luz. Las paredes también lucen escenas de familias, niños, protestas y vida religiosa. Misty Chal funde un retrato y el paisaje en una foto que parece una pintura.

Courtright trabajó con el Consulado Mexicano en San Diego, con el Centro Cultural Tijuana, y con Brigita Anguiano para crear la exposición Heart & Soul of México.

Las piezas de Anguiano viajaron a Escondido directamente de la colección privada de Brigita Anguiano, en la Ciudad de México, Tijuana, y de su casa en Orange County.

Courtright dijo que la exposición es una “verdadera colaboración binacional”.

 
-

Comentarios

Sea pertinente, respetuoso, honesto, discreto y responsable. Términos completos