González Sports Academy cierra en Chula Vista, abrirá en Tijuana

A pesar del apoyo de Adrián González a la academia de su familia, ésta no logró despegar como negocio.
A pesar del apoyo de Adrián González a la academia de su familia, ésta no logró despegar como negocio. — Sean M. Haffey

A tres años de abrir las puertas de un ambicioso proyecto al este de Chula Vista, la González Sports Academy cerró sus puertas recientemente tras no soportar los golpes bajos de la economía.

David González padre prefirió no dar detalles sobre la cantidad de dinero que perdían al mes tratando de mantener un espacio de primer nivel en la comunidad.

Dijo que la renta del edificio de 29 mil pies cuadrados donde operaba la academia era de 22 mil dólares al mes y que de ninguna manera encontraron la fórmula para obtener ganancias.

“Para cualquier persona, con o sin dinero, las pérdidas económicas no son agradables y ya no era posible seguir con números rojos”, comentó González, padre del ligamayorista de los Dodgers de Los Ángeles, Adrián González.

Uno de los principales problemas que enfrentó la academia fue encontrar clientes que pudieran pagar los servicios que ahí se ofrecían.

Por ejemplo, si llegaba un cliente y pagaba tres meses, después de este periodo ya no regresaba, entonces había que buscar nuevos usuarios.

Además la mayoría llegaba en busca de becas y reducción de precios y así definitivamente no puede funcionar un negocio, destacó González.

Sin embargo, las palabras de González no sonaban tan desalentadoras al explicar el cierre de un inmueble tan profesional como lo fue la González Sports Academy.

Al contrario, el jefe de la familia González tiene en puerta otro gran proyecto, esta vez al alcance de la comunidad tijuanense.

La Familia Gonzalez lleva alrededor de siete meses planeando la apertura de una academia en la ciudad de Tijuana, con un convenio que incluye al gobierno municipal.

Es un proyecto muy interesante que de concretarse el mayor beneficio será para los deportistas que tendrán a su alcance entrenamientos de gran nivel, comentó por teléfono el director del Instituto Municipal del Deporte de Tijuana, Daniel Corona.

Corona indicó que efectivamente González ha sostenido pláticas con el Gobierno Municipal y que este tipo de proyectos no puede ser mal recibida por la comunidad.

El concepto es de González, él puede hacer los cambios que desee pues es su proyecto y hasta ahorita desconozco que tan cerca está de llevarlo a la realidad.

“Pretendemos abrir en los primeros meses del 2013”, contó emocionado González quien toda su vida ha llevado el beisbol en las venas.

Por lo pronto ya puede hablar de una gran diferencia entre lo que fue la González Sports Academy y su nuevo proyecto.

Mientras en Chula Vista no se contaba con campos de beisbol y se utilizaban jaulas de bateo instaladas dentro de la academia, en Tijuana se utilizarían los Campos de Otay.

Otra parte del proyecto es un edificio de más de 29 mil pies cuadrados que se pretende construir para el área de gimnasio y los entrenamientos que un atleta puede recibir en las instalaciones bajo techo.

“Es el mismo concepto que teníamos con la González Sports Academy, solo que aquí tendremos convenios con las autoridades municipales, la federación mexicana de beisbol y otras organizaciones deportivas”, aseguró González.

El objetivo es entrenar deportistas que requieran mejorar su nivel para representar a su estado o país en competencias nacionales o internacionales, explicó González.

Que si sus hijos, incluyendo al primera pase de los Dodgers, participarán en las actividades de este proyecto, González no titubea en afirmarlo.

Que si esta academia será todo un éxito, el tiempo lo dirá.