Trámite frena desaladora en Cabildo en BC

ENSENADA, BC — La construcción de una desaladora, que podría beneficiar a 96 mil habitantes de esta ciudad, podría verse frustrada al estar entrampado el cambio de uso de suelo que se requiere para su instalación.

El regidor del Partido Verde Ecologista, Alfonso Blancafort Camarena, quien es presidente de la Comisión de Desarrollo Urbano del Cabildo de Ensenada, señaló que el terreno tiene un uso de suelo de equipamiento y una desaladora requiere de tipo industrial, pero el trámite del cambio aún no se ha pasado al Cabildo para su aprobación.

Blancafort destacó que apenas el 10 de octubre, la empresa Aguas de Ensenada, encargada del proyecto, solicitó una modificación de uso de suelo, con un documento enviado a la Secretaría de Desarrollo Urbano del Municipio, que a la fecha no ha sido entregado a Cabildo.

"Que el Presidente Municipal apruebe un cambio de uso de suelo es ilegal", aclaró, "estamos hablando de una inversión a 20 años, la seguridad jurídica de la inversión está en juego. El único facultado para autorizar el uso de suelo es el Cabildo".

"El uso de suelo es incompatible a la actividad que pretende realizar la empresa, si no cuentan con esta autorización del Municipio no podrán llevar a cabo el proyecto", expuso.

La empresa interesada solicitó recursos al Fondo Nacional de Infraestructura (Fonadin) desde el inicio de la administración del Presidente Felipe Calderón, pero luego de tantas prórrogas podría perder los fondos al finalizar el sexenio en diciembre, ya que necesitaría emplearlos antes de dicho mes.

La nueva desaladora se pretende construir en un predio cercano al humedal de la Lagunita El Naranjo, un cuerpo de agua refugio de aves migratorias en pleno centro urbano.

El proyecto consiste en una planta con capacidad para producir 250 litros de agua por segundo para 96 mil habitantes, según información de la Comisión de Cooperación Ecológica Fronteriza (Cocef).

Aunque la obra es privada, se enlazará con la infraestructura estatal para brindar el servicio a la población, y por ser una inversión adicional, se incrementará la tarifa de agua, especificó el Edil, ya que el Gobierno pagará el agua a la empresa, que tendrá contrato por 20 años.

"Me extraña que no hayan acudido al Ayuntamiento (para el cambio de uso de suelo), siendo que el promotor es la Comisión Estatal del Agua, y que el Gobierno del Estado sugirió el terreno", añadió Blancafort.

Aguas de Ensenada, empresa que ganó la licitación, ya tiene asignados recursos no reembolsables del Fonadin por 171.5 millones de pesos, que representan el 26.9 por ciento de la inversión global, así como con un crédito del Banco de Desarrollo de América del Norte (BDAN) de 320 millones de pesos.

El resto de la inversión, 145.6 millones de pesos, es capital del contratista e incluye proyectos ejecutivos, adquisición de terreno, construcción, equipamiento, supervisión, entre otros.

Blancafort Camarena aclaró que la desaladora es una solución parcial a corto plazo del problema del agua, pero existen otras opciones como un acueducto de Tecate a Ensenada, reutilizar agua tratada y filtrarla a mantos freáticos, así como cuidar más el recurso.

 
-

Comentarios

Sea pertinente, respetuoso, honesto, discreto y responsable. Términos completos