El técnico de Boca, Julio Falcioni, queda en una difícil situación tras la baja de Riquelme

FÚTBOL ARGENTINA

Buenos Aires, 13 jul (EFE).- El vicepresidente del Boca Juniors, Juan Carlos Crespi, atribuyó hoy la salida del equipo de Juan Román Riquelme al entrenador Julio Falcioni, quien se encuentra en una difícil situación frente a la afición, que idolatra al futbolista.

"Riquelme no se tendría que haber ido como se fue: muy mal. Yo estoy convencido de que va a volver, aunque ahora se vaya a otro club, va a volver", dijo el dirigente a la radio La Red, de Buenos Aires.

"Hay cosas que no se pueden salvar. Por mas que pretendamos disimularlas, cuando hay una falta de tolerancia entre quien conduce y quien tiene que ejecutar, la cosa se pone pesada. Y no hay arreglo", dijo al ser consultado sobre la relación ente el técnico y el jugador.

Riquelme anunció la semana pasada su salida del Boca Juniors tras la derrota ante el brasileño Corinthians en la final de la Copa Libertadores, y dijo que estaba "vacío" y sin "nada más" para darle al equipo.

Esta decisión del jugador provocó una manifestación de alrededor de cinco mil hinchas en el estadio "La Bombonera", quienes pidieron que continuara en el club, con el que tiene contrato hasta 2014, e insultaron a viva voz Falcioni y al presidente boquense, Daniel Angelici.

La directiva del Boca Juniors rescindirá el contrato con Riquelme siempre y cuando cuelgue las botas o juegue fuera del país.

Riquelme obtuvo con el Boca Juniors diez títulos de campeón, cinco en torneos de Liga e igual cantidad en competiciones internacionales, entre ellos una Copa Intercontinental y tres Libertadores.