Rubio dice que la lesión ya forma parte del pasado y ahora es feliz

BALONCESTO NBA

El jugador de los Timberwolves de Minnesota Ricky Rubio (i) descansa en el banco de suplentes junto a su compañero Luke Ridnour (d) ante los Magic de Orlando durante el partido de la NBA que les enfrenta hoy, lunes 17 de diciembre de 2012, en el Centro Amway de Orlando, Florida (EE.UU.). EFE
El jugador de los Timberwolves de Minnesota Ricky Rubio (i) descansa en el banco de suplentes junto a su compañero Luke Ridnour (d) ante los Magic de Orlando durante el partido de la NBA que les enfrenta hoy, lunes 17 de diciembre de 2012, en el Centro Amway de Orlando, Florida (EE.UU.). EFE

— El base español Ricky Rubio, de los Timberwolves de Minnesota, dejó atrás la pesadilla de nueve meses en la que por una grave lesión de ligamentos de la rodilla izquierda estuvo apartado de la competición, y ahora está "feliz" y más motivado que nunca de triunfar tanto en el baloncesto de la NBA como con la selección de España.

"La frustración y pesadilla de la lesión ya quedó atrás", declaró Rubio en conferencia telefónica. "No ha sido nada fácil, he vivido momentos duros, de dudas y un gran trabajo y esfuerzo, pero ha merecido la pena".

Rubio, que debutó el pasado sábado ante los Mavericks de Dallas con una gran actuación, no lució igual la pasada noche ante los Magic de Orlando, pero admitió que formaba parte del tiempo que necesitará para conseguir continuidad y consistencia en su juego.

"Lo más importante ahora es ver como la rodilla izquierda me responde y la respuesta ha sido genial, porque no he sentido ningún tipo de molestias, algo que me da toda la confianza de cara al futuro".

Rubio reiteró que es consciente que todavía está lejos de alcanzar su mejor nivel de juego, pero que los pasos que va dando son todos positivos y en la dirección correcta.

"Sabía a lo que me enfrentaba desde el primer día de la lesión y de ahí que todo el proceso ha sido positivo porque nunca me vine abajo en mi ánimo, todo lo contrario recibí el apoyo de mi familia, los médicos y todo el personal que trabajo para que mi recuperación fuese un éxito", valoró Rubio.

El jugador de El Masnou reconoció que no poder ayudar a los Timberwolves a estar en la fase final y tampoco acudir con la selección de España a los Juegos Olímpicos de Londres 2012 fueron dos grandes frustraciones que le dejó también la lesión, pero es consciente que a sus 22 años todavía tiene muchas opciones de cumplir ambos sueños.

"No fue fácil ver como cuando mejor estaba jugando todo se vino abajo y además con una lesión grave, que podía dejarme muchas dudas de cara a mi futuro, pero tanto la elección de los doctores que me atendieron como el proceso de recuperación ha sido muy bueno y positivo", subrayó Rubio.

Rubio está muy ilusionado también en todo lo que pueda conseguir esta temporada con los Timberwolves, que tienen como objetivo volver a la competición de la fase final dentro de la poderosa Conferencia del Oeste.

"Sabemos de lo complicado que será, pero dentro del equipo hay grandes jugadores, ilusión y todo los elementos para luchar por concluir la temporada con marca ganadora y estar entre los ocho mejores que nos permita competir en la fase final", señaló Rubio.

Sin embargo, el español, que nunca se cuestionó que no pudiese volver a la competición, reiteró que su objetivo en estos momentos es seguir el proceso de adaptación adecuado para completar la recuperación y a la vez mejorar en el rendimiento de cara al equipo.

"Se trata de seguir haciendo bien las cosas, sin precipitación ni ansiedad, y más ahora que me he encontrado a gusto en el campo, con seguridad y más ilusión y entusiasmo que nunca. Lo más importante de todo es que he vuelto a jugar al baloncesto que es mi gran sueño, mi pasión y mi gran ilusión", señaló Rubio.