La mejor dieta: un guión exigente

Anne Hathaway como Fantine.
Anne Hathaway como Fantine.

Diciembre es época de engorda por abuso de compromisos y fiestas.

Luego viene enero, mes ideal para proponerse bajar la talla del pantalón.

Y así, mientras millones de personas en el mundo suben y bajan de peso para obedecer su exigente vanidad, las estrellas de Hollywood lo hacen por el requerimiento de un guión.

Actualmente Anne Hathaway y Matthew McConaughey han sorprendido por su cambio de apariencia debido a una dieta forzosa, pero he aquí otros ejemplos.

Los que bajan

Anne Hathaway

Bajó 12 kilos para interpretar a Fantine, una prostituta agonizante en la versión actual de Los Miserables (2012).

La actriz comentó a Vogue que la dieta de hambre que hizo (dos galletitas al día) le afectó en el estado de ánimo y que llegó a sentirse muy confundida y mareada.

"Estaba muy obsesionada, la idea era aparentar que me estaba muriendo, rompí completamente con la realidad".

Christian Bale

Logró uno de los cambios de talla más impresionantes del cine al perder 28 kilos para su papel en El Maquinista (2004).

La dieta del actor inglés consistió en comer sólo una lata de atún y una manzana al día durante varias semanas.

Tom Hanks

Es uno de los expertos para bajar de peso. Hizo Philadelphia (1993) con 12 kilos menos y para Náufrago (2000) se deshizo de 25.

Por el primer papel ganó el Óscar y por el segundo solamente estuvo nominado.

Matthew Mcconaughey

Para interpretar a un enfermo de sida en The Dallas Buyer's Club (2013) el actor perdió 17 kilos.

La cinta trata el caso de Ron Woodruff, un joven adicto a las drogas que contrajo VIH y se convirtió en uno de los primeros activistas en contra de esta enfermedad durante los años 80 en Estados Unidos. La película se estrena el próximo año.

McConaughey comentó a Us Weekly que su comida diaria eran pequeñas raciones de proteína y alimentos bajos en carbohidratos.

50 Cent

Perdió 25 kilos para hacer a un enfermo de cáncer en All Things Fall Apart (2011).

El rapero convertido en actor siguió durante nueve semanas una dieta de líquidos para desinflar su musculosa anatomía.

Los que suben

Jared Leto

El actor y vocalista de 30 Seconds to Mars subió 30 kilos para dar vida a Mark David Chapman en El Asesino de John Lennon (2007).

Leto, de 40 años, reconoció en una entrevista que el aumento de peso le modificó su maneras de caminar, de hablar y hasta reírse y que en los últimos días de rodaje se sintió tan enfermo que tuvo que ver a un doctor.

Renne Zellweger

Sumó 13 kilos a su figura para dar vida a Bridget Jones en las dos películas de la popular solterona.

La actriz comentó a la revista Shape que sintió pánico porque los especialistas le decían que era muy malo subir y bajar de talla tan rápido.

Charlize Theron

La transformación que logró en Monster: Asesina en Serie (2003) para interpretar a Aileen Wuornos le valió un Óscar como Mejor Actriz en 2004.

"No se trataba de verme gorda, Aileen no era gorda, ella tenía cicatrices en su cuerpo debido a su estilo de vida y si hubiera hecho esa película con mi cuerpo, -físicamente soy muy atlética-, no sé si hubiera sentido las cosas que sentía Aileen en su cuerpo", señaló la australiana en una entrevista publicada en el portal splicedwire.com.

Theron subió 13 kilos para el papel.

Robert de Niro

Para hacer al boxeador Jake La Motta en Toro Salvaje (1980), se empaquetó 27 kilos.

Tuvo por algún tiempo el récord de "engorda" hollywoodense, hasta que Vincent D'Onofrio subió 31 kilos para estar en Cara de Guerra (Full Metal Jacket, 1987).