Activista conectada a la conservación de energía

Con el tiempo, los pequeños cambios pueden tener un gran impactoActivista conectada a la conservación de energía

Silvia León.
Silvia León. — UT San Diego

Silvia León

Edad: 36 años

Puesto: Organizadora comunitaria, Proyecto Educativo Energía en el Hogar, Coalición de Salud Ambiental en National City

Antecedentes: Nació en México y creció en Sherman Heights, San Diego, donde vive actualmente.

Anteriormente: Operaba una guardería en su hogar.

Más allá del trabajo: Madre de dos niños en edad escolar primaria. Dedica la mayor parte de su tiempo libre a su familia.

Silvia León es una consultora de consumo de energía en el hogar con un sentido de justicia social. La incansable organizadora de la comunidad busca vecinos, compañeros y amigos de sus amigos en el sur de San Diego y más allá con la misión de reducir el consumo innecesario de energía y agua, y ahorrar dinero a las familias de bajos y moderados ingresos.

La forma en que León y sus colegas trabajan en ello ha atraído la atención de los funcionarios que redactan las políticas de consumo de energía y las autoridades ambientales de California, que buscan reducir la contaminación y la dependencia del estado en los combustibles fósiles.

Los pequeños cambios en hábitos cotidianos, a decir de León, pueden tener un gran impacto en la salud y el medio ambiente: menos plantas de energía necesarias, aire más limpio y reducción de enfermedades respiratorias.

Silvia llega a sus citas con un kit sencillo: focos eficientes que proporcionan un ahorro inmediato, un cronómetro para la ducha que ayuda a la gente a entender el consumo de agua caliente y termómetros para el refrigerador y la estufa que ayudan a saber cuándo es necesario reparar o remplazar un aparato.

Ese es el comienzo de un proceso de aprendizaje que lleva meses e incluye el análisis de las facturas de servicios públicos, el replanteamiento de las rutinas diarias, hacer pequeñas mejoras en la casa y, posiblemente, deshacerse de algún aparato devorador de energía.

Los resultados del programa fueron rastreados en el marco de un programa piloto de un año de duración que termina en junio, administrado por el La Coalición de la Salud Ambiental, con base en National City. Se logró un ahorro promedio del 26 por ciento de energía en más de 100 viviendas en el sur de San Diego.

Las cuatro empresas de servicios públicos más grandes del estado, propiedad de inversionistas, gastan cerca de mil millones al año en programas de eficiencia energética. El mes pasado, los responsables de regular los servicios públicos estatales, instaron a dichas empresas al uso de modelos de cambio de comportamiento similares a los que realiza Silvia León. Recientemente, UT San Diego platicó con ella sobre el programa y la conservación.

P: ¿Cuál es tu papel en la conservación de la energía?

R: Yo soy la que hace el trabajo de casa en casa, reuniéndome con la gente y proporcionándoles información importante. Les ayudo a analizar y entender sus recibos de servicios. También tengo una relación con los representantes de San Diego Gas & Electric.

P: ¿Qué motiva a la gente a cambiar sus hábitos y elementos de sus casas para ahorrar energía?

R: Hablamos sobre el costo de la energía y el ahorro de dinero, y también acerca de la mejora de su calidad de vida. Hay formas en que pueden estar más cómodos en su casa y ahorrar energía. La gente suele pensar que sólo porque sus ingresos son bajos no pueden pagarlo.

P: ¿Cómo se traduce la educación en conservación real?

R: Tu factura de servicios públicos tiene tanta información que se puede utilizar para la conservación. Así que me siento con la gente y les ayudo a digerir y entender el recibo para que puedan ver sus ahorros. Le digo a la gente que guarde sus recibos y muchas madres ya lo hacen porque utilizan facturas de servicios públicos en las escuelas y en otros lugares como prueba de residencia. Con la nueva tecnología, ahora se puede comparar fácilmente mes a mes el consumo de energía. A veces esto es muy extraño para la gente.

P: ¿Cómo llegaste a ser una organizadora de la comunidad?

R: Es una conexión muy personal para mí, que se remonta a mi madre. Ella estaba muy involucrada en temas sociales y eventos comunitarios. También recibí entrenamiento del Programa Comunitario de Capacitación de Líderes, SALTA [por sus siglas en inglés]. Eso me enseñó cómo podemos hacer una diferencia con nuestra participación. El trabajo que hago me permite entrar a los hogares de otros y hablarles en persona.

P: ¿Cuáles son algunos errores comunes con el uso de la energía?

R: Cuando la gente está desesperadamente tratando de calentar su casa, usan a veces la estufa para hacerlo. Trabajamos con la familia y el servicio público para ver qué podemos hacer para evitar eso. ¿Qué se puede hacer? Para empezar, puedes añadir capas a las ventanas para evitar las corrientes de aire.

P: Tú has participado en la Campaña Healthy Kids. ¿En qué consiste?

R: Empezamos en el hogar. Nos centramos en los niños y en mantenerlos seguros y libres de los peligros del plomo. Hablamos mucho con las familias acerca de cómo en su casa hay una gran cantidad de peligros potenciales y de cómo tener un hogar saludable. También abarcamos temas de eficiencia energética.

P: ¿Qué tan importante es que puedes hablar español en tu trabajo?

R: Me crié en Sherman Heights pero nací en México y luego mis padres vinieron a este país por las oportunidades para la educación y todos los grandes sueños que tenían. Yo crecí hablando totalmente español en mi casa. El español me ayuda a comunicarme con mucha más gente.

P: ¿En dónde conoces a los candidatos para las evaluaciones del consumo de energía?

R: Conocemos a muchos padres en presentaciones en las escuelas. En parte se corre de boca en boca a través de las familias que he llegado a conocer a través de los años. También voy de puerta en puerta, o la gente me visita.

 
-

Comentarios

Sea pertinente, respetuoso, honesto, discreto y responsable. Términos completos