La esencia de las posadas, una fiesta mexicana

Recordar a María y José cuando buscaban alojamiento en algún mesón es el objetivo de está bella y divertida tradición.
Recordar a María y José cuando buscaban alojamiento en algún mesón es el objetivo de está bella y divertida tradición. — Agencia Reforma

MÉXICO, DF — La Navidad es la mejor oportunidad para reunirse en familia, compartir y recordar que el verdadero fin de esta celebración es evocar el nacimiento de Jesús. Y es precisamente por ello que surgen las posadas, como una manera de rememorar cuando José y María tocaban a la puerta de los mesones en busca de alojamiento.

"Las posadas son una expresión de alegría que debe tener un tinte religioso, pues este es su origen", explicó María Celina Mota Campos, religiosa del Verbo Encarnado. "Se hace una cada noche en alusión a la hora en la que José y María buscaban posada".

Así, las 9 posadas que se realizan inician el 16 de diciembre y terminan el 24 del mismo mes.

Cuando usted organice este tipo de eventos en su casa adorne con faroles (que pueden ser de papel) los espacios que se recorrerán cuando se pida posada y tenga preparados los aguinaldos, la piñata y una imagen María y José.

La idea es tener dos grupos, sus invitados pueden ser los peregrinos y usted con su familia los encargados de dar posada.

Mientras los peregrinos recorren el camino que los lleva hasta la puerta donde pedirán hospedaje es común que carguen las figuras de María y José y lleven pequeñas velas encendidas.

Considere que durante la celebración debe incluirse el tiempo para rezar el rosario y cantar letanías a la Virgen. Esto puede hacerse durante la procesión o posteriormente.

Una vez frente a la casa, se entonan los clásicos versos "En el nombre del cielo os pido posada...", y al terminarlos, ya dentro del "mesón", llega el momento de romper la piñata, la cual tradicionalmente tiene forma de una estrella.

Finalmente, se obsequian aguinaldos que por lo regular son colaciones presentadas en pequeñas canastas. Estos pequeños regalos enriquecen el sentido del festejo, pues implican que se comparte con otros la alegría y lo que el Señor ha dado.

"Las posadas nos permiten abrir el corazón y alegran a todo el mundo. Es importante rescatar su sentido para seguir transmitiéndolo, evitar que se pierda y hacer énfasis no sólo en la tradición y cultura, sino en la parte espiritual que tienen", finalizó la religiosa María Celina.

 
-

Comentarios

Sea pertinente, respetuoso, honesto, discreto y responsable. Términos completos