El Parque Chicano es candidato a entrar al Registro Nacional de Lugares Históricos

Chicano Park, lugar de reunión y recreación podría ser considerado un lugar histórico gracias al trabajo comunitario que representa.
Chicano Park, lugar de reunión y recreación podría ser considerado un lugar histórico gracias al trabajo comunitario que representa. — David Maung

La historia del Parque Chicano es sinónimo de lucha y unión comunitaria y ahora, busca ser reconocido dentro del Registro Nacional de Lugares Históricos.

A principios de noviembre, activistas locales presentaron la nominación tanto del parque ubicado en el corazón del Barrio Logan, debajo del Puente Coronado, como de sus más de 70 murales ante la Comisión de Recursos Históricos de California.

Dicho organismo aprobó la candidatura y será este mes cuando se conozca si el Parque Chicano será reconocido como sitio histórico en los Estados Unidos.

Tommie Camarillo, presidenta del Comité del Parque Chicano, explicó que de obtener el reconocimiento, se daría protección a toda la infraestructura del lugar, ante cualquier modificación que insinuara tanto la Ciudad de San Diego como el Departamento de Transporte de California (Caltrans), quienes son los administradores del sitio.

Recordó que desde su inicio, el parque ha contado con el apoyo de la comunidad hispana en el Condado de San Diego, que ven en el sitio, un lugar que los representa.

“El parque pertenece a la comunidad y de ser reconocido como sitio histórico, se daría protección al lugar y sus murales”, mencionó. “La gente ve en el Parque Chicano un lugar al que pertenece”, agregó.

La nominación fue iniciativa de la activista Josephine Talamantez, actual residente de Sacramento pero cuya familia ha vivido más de 100 años en el área de Logan Heights.

Durante meses, armó un documento de más de 70 páginas que fue presentado junto con cartas de recomendación de distintos funcionarios, entre ellos, el ahora alcalde electo de San Diego, Bob Filner, el regidor del Distrito, David Álvarez y el asambleísta Ben Hueso entre otros.

En entrevista telefónica, Talamantez recalcó que son muy pocos los lugares con historia latina dentro del Registro Nacional de Lugares Históricos, por lo que sería de gran significado para toda la comunidad hispana en los Estados Unidos.

La historia del parque público data de abril de 1970, cuando miembros de la comunidad encabezaron una protesta, debido a que autoridades querían colocar en dicha ubicación una estación de la Oficina de Patrulla de California (CHP). En aquel entonces se dio la primera victoria para mantener el sitio que actualmente representa uno de los íconos de la comunidad hispana en esta frontera.

“Es importante que sea reconocido por su historia, pero ante todo por toda la lucha que hay detrás”, consideró Talamantez.

Por su parte, el profesor de Filosofía, Lengua e Historia de Sherman Heights, Alejandro Meraz señaló que el lugar ayuda a que los hispanos recuerden sus raíces.

“Es la colección de murales mexicanos más grande del mundo”, señaló. “Es un símbolo de identidad, de recordar luchas sociales en América Latina”.

Enfatizó que la riqueza histórica es algo que se transmite a las nuevas generaciones de hispanos que residen en los Estados Unidos.

Miembros del Comité del Parque Chicano ya preparan el cuadragésimo tercer aniversario del lugar, con una celebración que se llevará a cabo el sábado 20 de abril de 2013. Durante el evento familiar, organizadores tienen fe en poder celebrar el nombramiento nacional, si es que se confirma.