El Ayuntamiento de San Diego reduce cuotas de entretenimiento

El Ayuntamiento de San Diego reduce cuotas de entretenimiento

Los restauranteros de San Diego no tendrán que romper sus alcancías para poder pagar los permisos de entretenimiento gracias a que el cabildo eliminó el martes 27 dicho requisito para los restaurantes orientados a la familia.

La regulación que requiere el pago de una cuota fue suspendida temporalmente en noviembre de 2011, liberando a los restaurantes que ofrecen espectáculos de tener que pagar hasta 4 000 dólares dependiendo de la capacidad de ocupación de sus instalaciones. Más de 150 restaurantes de la ciudad estaban sujetos a la cuota antes de que la pusieran en pausa.

El voto unánime que hace permanente el “alivio para los restaurantes” facilita a los establecimientos que cierran a las 11 p.m. el poder ofrecer entretenimiento en vivo, atrayendo así a más clientes y generando más ingresos, de acuerdo con los proponentes.

“Estoy muy orgulloso de que el Ayuntamiento aprobó mi propuesta de mantener al gobierno fuera de las cocinas y dejar que los restauranteros sirvan y entretengan a sus clientes”, dijo el regidor Kevin Faulconer.

Las tarifas que los restaurantes orientados a la familia estaban pagando eran iguales a las de los bares y clubes nocturnos, aunque los restaurantes solo tenían un solo guitarrista o un piano.

Mike Morton Jr., jefe de la sección local de la Asociación de Restaurantes de California, dijo que la eliminación de la cuota ayudará a sus miembros a mantenerse a flote después de la Gran Recesión. “Esta nueva política será de gran beneficio para los restaurantes que han luchado durante esta crisis económica y les permitirá enfocarse en lo más importante: la creación de empleos y las oportunidades de crecimiento”, comentó Morton.

La cuota fue instaurada originalmente para emplearla en el pago de policías que patrullaran los alrededores de bares y discotecas. Eliminarla para los restaurantes orientados a la familia era un paso obvio, según la regidora Lorie Zapf.