Anuncia Hugo Chávez recaída por cáncer; nombra sucesor

Hugo Chávez y Nicolás Maduro.
Hugo Chávez y Nicolás Maduro. — Associated Press

CARACA, Venezuela — Poco antes de las 22:00 horas de ayer, los venezolanos fueron asaltados por una noticia que podría cambiar su futuro político: el Presidente Hugo Chávez anunció que viajará hoy a Cuba para someterse a una intervención quirúrgica por la reaparición de "algunas células malignas" en la misma zona donde le fue detectado un cáncer en 2011.

Flanqueado a la derecha por el vicepresidente ejecutivo, Nicolás Maduro, y a la izquierda por el jefe de la Asamblea Nacional, Diosdado Cabello, el Mandatario pidió al chavismo respaldar la candidatura de Maduro en caso de que sea necesario convocar elecciones por su ausencia.

"Por algunos otros síntomas, decidimos con el equipo médico adelantar exámenes (...) y, bueno, lamentablemente, en esa revisión exhaustiva, surge la presencia en la misma área afectada de algunas células malignas nuevamente", dijo Chávez en cadena nacional.

"Es absolutamente imprescindible someterme a una nueva intervención quirúrgica y eso debe ocurrir en los próximos días, incluso les digo que los médicos recomendaban que fuese ayer (viernes), a más tardar ayer o este fin de semana, pero yo dije no (...) y vine", explicó el Mandatario, quien el viernes regresó de Cuba tras someterse durante nueve días a un tratamiento médico.

Chávez, de 58 años y desde 1999 en el poder, fue diagnosticado por primera vez con cáncer en junio de 2011 y ya sufrió una recaída en febrero de este año.

La gravedad y la localización exacta de su enfermedad nunca han sido develadas --aunque sí se informó que su primera afección fue en el área pélvica--, y el Mandatario ha sido tratado casi exclusivamente en Cuba, donde también ha recibido ciclos de quimioterapia y radioterapia.

Así, Chávez pidió a los venezolanos que si le llega a ocurrir algo que le "inhabilitara" para asumir el próximo 10 de enero un cuarto mandato --el cual ganó en los comicios del 7 de octubre-- elijan a Maduro cono nuevo Presidente.

"Mi opinión firme, plena como la Luna llena, irrevocable y absoluta, es que frente a un escenario que obligaría a convocar a elecciones, ustedes elijan a Nicolás Maduro como el Presidente de la República Bolivariana de Venezuela. Se los pido desde mi corazón", declaró.

El Mandatario elogió el desempeño de Maduro a la cabeza de la Cancillería durante los últimos seis años y lo definió como "uno de los líderes jóvenes de mayor capacidad para continuar al frente de la Presidencia con su mano firme, su corazón de hombre del pueblo, su don de gente y con el reconocimiento internacional que se ha ganado".

Chávez también dictó las pautas que el chavismo debe seguir si no puede asumir su cuarto mandato. La orden fue clara: mantener la "unidad nacional". Exigió cohesión a la Fuerza Armada Nacional Bolivariana, el Ejército, las milicias, el Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV) y la coalición de partidos que lo apoyan (Polo Patriótico). De no hacerlo, sentenció que se cumpliría una advertencia que lanzó Simón Bolívar: "Unámonos o la anarquía nos devorará".

Como presidente del Parlamento, Cabello se mostró diligente al recibir la carta en la que Chávez pidió de nuevo permiso para ausentarse de territorio venezolano. Como vicepresidente del PSUV, el anuncio lo anuló de la quiniela por la sucesión y reveló que a pesar de su ascendencia militar y su lealtad al Mandatario, está por detrás de Maduro en la cadena de mando político.

La Constitución venezolana establece que si ocurre la falta absoluta de un Presidente antes de la toma de posesión, se deberán celebrar nuevas elecciones en un periodo de 30 días y mientras tanto asumirá el cargo el líder del Parlamento. Si la falta se produce en los primeros cuatro años de mandato, se convocará igualmente a elecciones, pero ejercerá temporalmente el vicepresidente.

El próximo domingo Venezuela celebra elecciones regionales.