Consejos para evitar endeudarte con las compras de temporada

Las compras navideñas.
Las compras navideñas. — Agencia Reforma

A medida que la temporada de compras navideñas se amplía y las tiendas hacen tan fáciles las compras impulsivas a través de los teléfonos inteligentes y otros métodos, los consumidores tienen que ser muy disciplinados para evitar meterse en problemas de dinero. Desafortunadamente, muchos pasarán meses pagando los artículos que compraron en las grandes ofertas especiales. Aquí van algunos consejos para mantener el gasto bajo control y la deuda, si se incurre, al mínimo:

Ten un plan

Haz una lista de lo que vas a comprar, qué artículos esperas encontrar y cuánto deseas gastar en cada persona en tu lista. ¡Adhiérete al plan! Tu estrategia debe comenzar con las compras en línea, por lo menos para comparar precios y buscar ofertas antes de ir a las tiendas. Evita las compras impulsivas y no esperes hasta el último minuto para empezar a comprar, esa es la receta segura para gastar más.

Limita el uso de las tarjetas de crédito

Mantén el uso del crédito a un mínimo. Si tienes que usar crédito, utiliza una tarjeta de crédito: la que tenga la tasa más baja de interés si es que vas a mantener un saldo. Saca todas las otras tarjetas de crédito de tu bolso o billetera. No solicites tarjetas de tiendas solo para aprovechar los descuentos de una sola vez. Lo ideal es no pagar ni un solo artículo con tarjeta de crédito, a menos que puedes pagar el saldo en su totalidad cuando llegue el próximo recibo. En última instancia, al menos fija una fecha límite para poner en cero el saldo de la tarjeta antes que la utilices.

Ten cuidado con las ofertas de tarjetas de crédito

Además de ofrecerte premios y ofertas de bonos, los bancos emisores de estas tarjetas incitan a los consumidores ofreciéndoles incentivos como transferencias de saldo sin intereses, beneficios adicionales al cumplir con ciertos niveles de gasto y el incremento de dinero en efectivo disponible para ciertas categorías. Resiste la tentación de morder ese anzuelo. Las empresas saben que muchos no resistirán, es por eso que la deuda total de tarjetas de crédito es de cerca de 600 mil millones de dólares. “Ningún trato es bueno si no está dentro de tus posibilidades de ingresos”, dice Gail Cunningham, de la Fundación Nacional de Consejería de Crédito.

Utiliza los sistemas de apartado (layaway)

Aprovecha el resurgimiento de los programas de apartado esta temporada. Las tiendas como Kmart, Sears, Toys R Us y Walmart han reducido o eliminado por completo este año el cobro de cuotas por participar en estos programas de apartado que son libres de intereses. En ellos se paga por los artículos poco a poco. Puesto que las tiendas están deseosas de que los clientes no se vayan con la competencia, los consumidores preocupados por no endeudarse pueden adquirir regalos a precios atractivos sin tener que pagar una cuota extra y evitar las compras con su tarjeta de crédito.

Sé creativo

¿Te resulta difícil adherirte a un presupuesto? Mejor da tarjetas de regalo y haz algo tu mismo para acompañarlas. O regala experiencias en lugar de cosas — quizás una caminata, salir a la naturaleza o una comida especial hecha en casa. O trabaja junto con tu familia como voluntario en un comedor, un albergue para indigentes o un hogar para ancianos. Si la persona a la que le quieres regalar algo ya no quiere cosas materiales, sugiere Pamela Yellen, una consultora de servicios financieros y autora de libros sobre finanzas personales. Los regalos que la gente recuerda más, como ella señala, son gratis.